AGRADECIMIENTO AL ESTADO

En Gran Bretaña se publicó un cuento autobiográfico de un joven que había decidido vivir sin trabajar. El protagonista, o sea el autor mismo, hacía saber que no le gustaba dar golpe pero sí vivir libre y a su aire. No tenía la menor intención de ponerse a pedir limosna por las calles. Era un tipo normal de la clase media.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

MÁS SOBRE EL VICTIMISMO Y LA DESMEMORIA

Hace algún tiempo, en un debate público, un representante de uno de esos colectivos que bien pueden llamarse victimistas, afirmaba por televisión que en España, por efecto de la crisis, había trece millones de personas viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Eso decía. Trece millones. ¿Cómo creerse un dato así?

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , | Deja un comentario

NO SOLO DERECHOS, TAMBIÉN OBLIGACIONES

Nuestra sociedad se ha vuelto una sociedad de los derechos. Derechos de los trabajadores. Derechos de los emigrantes. Derechos de la infancia. Derechos de la mujer. Derechos de los homosexuales. Derechos de los discapacitados. Derechos a la educación y a la sanidad públicas. Derecho a una vivienda digna. Derecho a una lista interminable de bienes.

Además, hay conciencia del valor de esos derechos. Hay conciencia de cuánto cuesta conquistarlos. La lucha es diaria. Perfecto.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

HUELGA, CHANTAJE, REHENES

Las huelgas casi siempre van contra alguien culpable o “culpable” (según la parte que juzgue, claro), pero perjudicando a otros que padecen sus consecuencias.

Vamos a ver. ¿Por qué una huelga de controladores aéreos se hace a costa de perjudicar a los usuarios que se van de vacaciones justo en un puente festivo muy concurrido? Es evidente: para provocar el mayor daño posible.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

EL DERECHO DE HUELGA

Tan equivocado es tener la opinión a priori de que el patrón es un ogro, un explotador del obrero, como la opuesta. Es decir, que el trabajador es un vago que solo aspira a cobrar sin trabajar, y además parasita y conspira contra la empresa que creó el empresario con tanto esfuerzo.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , | Deja un comentario

NEGACIÓN DEL PRINCIPIO DE AUTORIDAD

A mí, personalmente, pocas cosas me disgustan más que el abuso de poder y la prepotencia de quien lo ejerce. Sea de un jefe de Estado dictatorial, de un jefe en la empresa, de un profesor. De quien sea.

Oponerse al abuso de autoridad es tan legítimo como luchar por conquistar la libertad que le han quitado a uno. Ambas acciones son complementarias y necesarias. Van en contra de la sumisión humana. El hombre nace libre. Nace digno. Nace autónomo. Como para que venga alguien a amargarle la existencia ejerciendo la fuerza.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , | Deja un comentario

OPOSICIÓN NO, COLABORACIÓN

En no recuerdo qué tertulia radiofónica le oí a un invitado cierta idea que me gustó. La contiene el título de esta entrada: -oposición no, colaboración-. Al principal partido de la oposición sería preferible llamarle el partido “de la colaboración”, no el de “la oposición”.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LA POBREZA DE LA POLÍTICA

Es curioso que la oposición nunca esté de acuerdo con el Gobierno. Salvo en muy contadas ocasiones. Si el Partido Socialista dice A, el Partido Popular dirá B. Si el PP dice grande, el PSOE dirá pequeño. Si uno juzga de excelente su gobernación, el otro la juzgará de desastre. Pero si aquel llega al poder y gobierna, su autoevaluación será de sobresaliente, mientras que su oponente le hará saber que no, que es de suspenso flagrante.

¡Qué casualidad! ¡Qué percepciones tan distintas!

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , | Deja un comentario

NO SOLO TIENEN DEFECTOS LOS POLÍTICOS

A los políticos se les critica mucho. Lo merecen, se supone. ¿Pero quién critica a quienes les critican? ¿Acaso no cabe una crítica de la crítica? Pues no solo hay la categoría del buen o mal político. También debería existir la del buen o mal ciudadano. Y pedirle responsabilidades, como al político. Pero de este escrutinio nadie se ocupa. No sería popular.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , | Deja un comentario

EL SUFRAGIO UNIVERSAL

En épocas pasadas, el sufragio censitario impedía votar si no se contaba con unas rentas mínimas, o si se pertenecía a un estamento y no a otro. Poderoso caballero es don dinero. También lo es su primo hermano don clasismo.

Vino luego la reclamación del sufragio universal, como expresión de mayor justicia. Sin embargo, los mismos que habían denunciado la discriminación del sufragio censitario, que eran básicamente los del sector liberal histórico, empezaron a llamar sufragio universal, una vez alcanzado, al voto que excluía a las mujeres de pasar por las urnas. La mitad aproximada de la población, por lo visto, no formaba parte de la universalidad.

Sigue leyendo

Publicado en La sociedad como masa | Etiquetado , , | Deja un comentario